IncioAlimento para el pensamiento → Día del Chamaco

Día del Chamaco

En nuestro país se estila celebrar el 30 de abril como el día del niño. Frecuentemente en el habla cotidiana escuchamos la palabra “chamaco” para referirse a los niños.  Se exteriorizan frases como: “Déjalos, aún están chamacos”, “Son muy traviesos es que son chamacos”.  A veces también se refiere uno como: “Era yo muy chamaquito” en relación a la edad.

La palabra viene del nahuatl: Chamacoatl.

Significa el niño que aún no tiene definido su sexo o su papel en la sociedad. Para los Mexicas, los niños (no importando fuesen varones o mujeres) eran considerados como asexuados y al ser chamacoatls debían permanecer con las mujeres para su crianza.

 

 

 

Generalmente tenían a los chamacos en el hogar, donde preparaban los alimentos, en las cocinas de esas viviendas o se les permitía jugar en los patios . En compañía de las madres, abuelas y otras mujeres, esperaban la edad de 13 años para mediante una ceremonia, asignarles sus funciones y obligaciones.  A partir de los 13 años eran ya considerados hombre o mujer.  Las tareas u oficios dependerían del linaje y el estamento social. Podían ser enviados a los colegios dependiendo del rango familiar (el calmecac era el centro educativo para la élite y el telpochcalli o casa de los mancebos era el lugar a donde iban los hijos del pueblo).  Los plebeyos que iban al telpochcalli se preparaban para oficios, para la guerra y generalmente su oficio correspondía a la actividad que realizaban sus padres o abuelos.  Los hijos de los nobles se preparaban para ser caballeros águila o caballero tigre, así como la iniciación al sacerdocio en algunos casos. Las edades para ingresar a esas escuelas oscilaba entre los 14 y 15 años. Al finalizar su instrucción ya podían contraer matrimonio.

Como mencionamos, el cambio de chamaco a joven o jovencita que era a partir de los 13 años obedecía a los caracteres sexuales secundarios. Esto lo veremos muy semejante en las culturas judías con el Bar Mitzvá y su derivación cristiana con la primera comunión y la confirmación donde se asume que ya el niño es joven y es “pecador”.

Así que celebrar el día del niño es asumir que los “chamacos” pueden dar rienda suelta a sus juegos, disfrutar de golosinas y ser consentidos porque aún siguen siendo menores y no son responsables de sus actos, pero eran y son severmente castigados. Una contradicción conductual.

 

Notas relacionadas

Comparte

© 2009 NEWSPRESS. POWERED BY WORDPRESS AND WPCRUNCHY.
Design by Acai Berry. In collaboration with Online Gambling, Credit Repair and spielautomat