Era una mañana soleada cuando llegué a donde Amy estaba cargando a su pequeño hijo José Adrián de escasos 2 años. Estaba acompañada por su primer esposo José Antonio Gabri.

Seguir leyendo »