Los que afortunadamente no fuimos huérfanos y tuvimos padres, en un alto porcentaje no los comprendimos. Pero la sabiduría de ellos nos dejó huella.         .

Seguir leyendo »