IncioAlimento para el pensamiento → Pedro

Pedro

Cuando llegué al final del túnel, la brillante luz blanca parecía cegarme. Una difusa silueta de hombre se veía. Extendí la mano para saludarle y con su voz ronca me dijo: “Bienvenido al infierno”.

Sorprendido, le dije ¿Qué no es el cielo? ¿ Todo tan luminoso y sin fuego?

Río de buena gana y finalmente me dijo:

—¡Todo ha sido propaganda!—, el Señor es un excelente cuentista y ud. comprenderá que en esto de la creatividad, él se las gasta solo. ¡Es único!

Al darme la espalda vi que no tenía rabo y le colgaban infinidad de llaves.

Juan OkieIMG_8331 (1)

Notas relacionadas

Comparte

© 2009 NEWSPRESS. POWERED BY WORDPRESS AND WPCRUNCHY.
Design by Acai Berry. In collaboration with Online Gambling, Credit Repair and spielautomat