IncioAlimento para el pensamiento → La energía se regresa (2ª. Parte de 3)

La energía se regresa (2ª. Parte de 3)

Cuando juegas carambola y le pegas con la blanca a una de las bolas, el impacto que produces rebota y es cuando puedes lograr el efecto deseado. Para quienes les gusta estudiar la metafísica y a los conocedores de la teoría cuántica, es innegable que el retorno de la energía es plenamente aceptado, al igual que en las religiones de la India cuando hablan de karma y de darma.

La primera vez que yo recuerdo una experiencia de ellas fue un lunes en la mañana, cuando apenas cursaba primero de primaria y tenía escasos siete años. Por razones alfabéticas yo ocupaba un lugar al final de las filas, atrás de mi había una ventana y junto a mi pupitre estaba sentada una compañera. Ella me da un ligero codazo y me dice:

“Ya viste a Laurita”

Acto seguido me fijé en la compañera que estaba al principio de una de las filas. La observé y le respondí: “Sí, se hizo permanente en su cabello. Eso a veces lo hacen mis muchachas (del servicio doméstico)”.

Acto seguidome concentré en el inicio de la clase. Mientras, tomé un “clip” y empecé a jugar con él en la comisura de mi boca. De pronto se me atoró entre los molares haciendo que la comisura de mi labio quedara fruncida.

Justo en ése momento escucho la voz de la maestra pronunciando en tono enérgico mi apellido. Alzo la mirada y vveo que junto a ella está la mencionada Laurita convertida en un mar de lágrimas.

Turbado me pongo de pie. La maestra me mira y se enfurece más al ver que mi boca hacía muecas: “¡No te rías de mi! Ve de inmediato a la dirección y le dices a la directora que ofendiste a una de tus compañeras diciéndole sirvienta y que te burlaste de mi también”.

Ruborizado, nervioso y sin dar crédito de lo que pasaba salí del salón y me dirigí a la dirección.

No entendía cómo Laurita se había ofendido sin que yo le hubiese dicho “sirvienta” y ésa palabra yo no había pronunciado porque en mi casa estaba prohibido y el término que usualmente se usaba era de “mis muchachas”.

Llegué a la dirección. Me recibió la Diretora de Inglés. Primeramente me ayudó a destrabar el clip de entre mis muelas.

Luego ella amablemente me pidió le explicara la situación y la narré puntualmente. Miss Catherine era una mujer de piel muy blanca y rubia. Vi como se le encendía el rostro de rojo y pidiéndome que la acompañara fuimos al salón de clases.

Interumpió a la maestra y pidió que saliera al corredor junto con Laura y mi otra compañera.

Reunidos los cuatro le dijo a la maestra:

–¿Les consta que Juan le dijo a Laura que era una sirventa?

A lo que la maestra respondió que no.

Luego interpeló a Laura: “¿Habló contigo y te dijo que eras una sirvienta?

Laura respondió que no.

Finalmente le tocó el turno a mi compañera de banca pidiéndole precisara nuestra conversación.

Acto seguido mostró el clip y le explicó a la maestra la razón de que yo estuviera haciendo muecas y no burlándome de ella.Excuso decirles la regañada que les dio a las tres. Quedé exculpado. Y empecé a descubrir que la energía siempre se regresa.

 

Continuará.

Notas relacionadas

Comparte

© 2009 NEWSPRESS. POWERED BY WORDPRESS AND WPCRUNCHY.
Design by Acai Berry. In collaboration with Online Gambling, Credit Repair and spielautomat