IncioAlimento para el pensamiento → ¡Conozca el nuevo VIDEFONO X18!

¡Conozca el nuevo VIDEFONO X18!

A mi me cautivó.

Siempre los avances de la tecnología nos sorprenden y nuestros hábitos compulsivos de CONSUMIDORES nos produce grandes descargas de adrenalina cuando estamos frente al nuevo aparato digital, con tantas aplicaciones y promocionado como INTELIGENTE. Esas son emociones positivas.

El modelo de VIDEOFONO X18 superó todos los iPhones y Blackberries o Samsungs del mercado. Lo primero que descubrí es que no necesita batería ni cargarlo con celdas solares. ¡Qué maravilla! ¿No? Adiós a los cables. Por otro lado, superó la capacidad de almacenamiento de todos los Gigabytes existentes en la industria.

Pero, ¡Asómbrense!… tiene adaptalidad total. Puedes conectarte a los sistemas de telefonía alámbrica o analógica. ¡Sí! Puedes comunicarte con los aparatos del pasado, los que ya consideramos obsoletos.

La verdad ya no pude más y –sin leer las instrucciones´´, me dispuse a hacer las primeras llamadas con el Videofono X18.

Le marqué a mi Mamá, a su teléfono antiguo como de los años 70´s y vi clarito como llegaba ella, en su mejor momento, hermosa y rozagante. Como es primavera llevaba una blusa estampada de flores celestes que le sienta de maravilla. Descolgó el aparato color marfil, de esos que tienen aún discado y en el centro una plaquita metálica color vino. Creo que son Ericcson. El cordón blanco del auricular rizado se expandió mientras ella puso el aparato junto a su mejilla.

–¡Hola Mam! ¿Cómo estás?

–Muy bien Juanito. Preparé la comida que tanto te gusta. Pero tu papá me avisó que no viene a comer, tiene una operación de urgencia, creo que es una paciente con peritonitis. ¡Nos vemos en la noche y te doy de cenar!

La veía como siempre, bien arregladita, discretamente maquillada y cariñosa.

–Te pido un favor, llámale al abuelito. Ya ves que desde que muiró Mami se anda quejando de que ya nadie le llama.

–¡Claro! Le respondí, sirve que pruebo más mi VIDEOFONO X18.

El sonido y la imagen, nítidos.

Marqué a casa del Abuelo. Su teléfono más antiguo, quizás de los años 60´, negro como azabache y lustroso. Estaba sobre una mesita que cubierta con un tapetito de hilo crochet que mi abuela había tejido hace años. Contestó Liduvina, su sirvienta de siempre.

-¡Ay joven, salió a pasear al perro! Pero…espere, ya oigo

que está entrando. Un momentito y le contesta su abuelo.

Todavía alcancé a escuchar sus gruñidos de viejito malhumoriento.

En eso, siento que me sacuden del hombro. Volteo aturdido todavía amodorrado.

–Te quedaste dormido.

–No para nada, estaba viendo mi nuevo VIDEOFONO X18.

–¿Cuál videofono? Estabas roncando…

En ése instante comprendí que no había tal. Que en ése sueño del VIDEOFONO X18 en realidad lo que yo había descubierto es el mejor instrumentoo que tenemos todos: La maravillosa memoria de nuestro encéfalo. El complejo organismo que nos puede llevar al pasado, permitir ver imágenes de quienes ya no están aquí con nosotros, recordar sensaciones, olores, sonidos, música, tantas cosas del pasado y del presente reciente. Todas esas memorias que sin límite de almacenamiento sni necesidad de conectarse o captar la señal nos regala la vida día con día.

La mejor memoria guardada en En el estuche óptimo que se haya inventado, nuestro cráneo y con la tecnología más avanzada que son nuestras neuronas.

La memoria que se logra gracias a la plasticidad cerebral. La que no puede llevarnos al futuro pero que junto con la imaginación nos puede hacer soñar con el mañana.

El videofono que sin plan mensual, ni tener que abonarle nada, te funciona desde el primer día en que abriste los ojos y escuchaste la dulce voz de tus padres y abuelos, emocionados porque habías nacido.

Notas relacionadas

Comparte

© 2009 NEWSPRESS. POWERED BY WORDPRESS AND WPCRUNCHY.
Design by Acai Berry. In collaboration with Online Gambling, Credit Repair and spielautomat