IncioAlimento para el pensamiento → Bosque de Niebla

Bosque de Niebla

Calor que raspa mi lechosa envoltura
amargo llanto sudor transpira,
Selva de verde ácido
mi cuerpo se evapora en el abandono de la fatiga.

¿Acaso mis labios son sal
Y mis ojos párpados de espinas?
En el pantanoso fango mis pies se anclan
con la esperanza de niebla cuyo velo mirada oculta.

Negra viuda de follaje infinito
solo filtras hilos de luz como sabia asesina
cuyas lianas en serpentinos rizos
a los viriles troncos abrazas.

Lacanjá tu espesa melaza arrastras
en turbulentas aguas desbocadas
con aparente remanso engañas,
oculta en estocada arrastras la daga
y lapidario tropel de rocas saltarinas.

Selva de rascacielos amurallada
mi paso se confunde con obsidianas de agua envenenada,
las boas, asfixiantes lianas
las lianas, fibrosas boas de veneno
elixir fatal que enamora,
sin sumar los ocho tentáculos de afiebrada felpa
que en la corteza asechan.

Inocuo es el escorpión de oficio torero
comparado con la hipnótica coralina que de arlequín se viste
para que con un solo beso arrebatado,
latir mi corazón silencie
como tambor del santo oficio.

El infinito se abre a la luz
el marfil de arena alfombra
paso de la esmeralda líquida.

Bienvenida con danzarinas de multicolores caricias
sus alas anuncian la estática laguna:
Miramar de nombre castellano,
Lacantún en el canto del Jaguar,
Chabor aúlla para ahogar su llanto
en el templo de muerte verde
selva de la Lacandonia.

Juan Okie G.

Este poema lo escribí para mi clase de Poesía. Me basé en mi memoria visual cuando a los 13 años fui a la Selva Lacandona en una excursión de 8 días y en donde estuve agonizando 3 días debido al exceso de picadura de moscos.Fue un choque anafiláctico. En otro artículo les narraré la experiencia de morir.

Una versión corregida del poema aparece en www.filopalabra.com

Notas relacionadas

Comparte

© 2009 NEWSPRESS. POWERED BY WORDPRESS AND WPCRUNCHY.
Design by Acai Berry. In collaboration with Online Gambling, Credit Repair and spielautomat