Todos los que fuimos alguna vez niños tuvimos pesadillas. En ocasiones las pesadillas fueron de mayor intensidad y se les denominan terrores nocturnos. Es natural tener pesadillas.

Seguir leyendo »