Cuando una sociedad toca el fondo del abismo se torna complaciente ante el crimen y la corrupción. Desde varias décadas el miedo se inoculó en los ciudadanos mexicanos de ahí q.

Seguir leyendo »