Recordarán que cuando descubrimos la escuelita abandonada los pobladores temían a la propietara de la Hacienda La Concepción a la cual apodaban “La güera”. Resulta que un .

Seguir leyendo »